Se ha producido un error en este gadget.

lunes, 11 de mayo de 2009

Una noche de domingo cualquiera...

el reloj del ordenador marca la 1.56, tachenme de loca, pero me apetecía escribir y ordenar ideas en mi maldita mente que hoy no me deja descansar un momento…




Disfruto del momento en que todo el mundo duerme, lo aprovecho para escribir, qué impresionante y acojonante es un momento de silencio completo.. .Hoy me resbala que los físicos me hablen de que el silencio completo no existe, porque yo lo escucho cada noche.






Y…tengo que reconocerlo…en ese jodido momento de perfecto silencio , sueles aparecer tú por mi mente para estropearlo todo…(¿aunque quizás tu lo llamarías arreglarlo, no?)

No hay comentarios:

Publicar un comentario